Ronnie Atkins – Trinity

Discográfica: Frontiers Records
Fecha de edición: 13 de octubre de 2023

Componentes:

Ronnie Atkins- Voz, coros
Chris Laney – Guitarra, teclados
Pontus Egberg- Bajo
Allan Sörensen- Batería
Marcus Sunesson – Guitarra
Linnéa Vikström Egg – Coros

La vida a veces da oportunidades inesperadas y ese es el caso del enorme vocalista de Pretty Maids y Avantasia. Este gran danés padece un cáncer muy avanzado hasta el punto que sus dos anteriores discos estaban enfocados hacia una despedida pues las portadas y letras así lo atestiguaban. Pero no… Atkins sigue a tope, aunque no se pone límites ni sobreesfuerzos pues todo esto es como un extra en el que el gran Chris Laney (líder de At the Movies) tiene una parte muy importante, incluso en producción compartida con Jacob Hansen.

Quizá esta vez los ambientes oníricos, celestiales y demás elementos, totalmente lógicos, aquí quedan un poco desplazados y las guitarras vuelven a pedir paso, a la vez que las letras de las composiciones se adentran en el periodo sumamente oscuro que nos toca vivir. Lo mejor de esta obra es que parece que nuestro protagonista no se basa en un fin y ve continuidad y futuro, lo cual es una inmensa noticia. Es tan buena que incluso se está planteando reactivar a Pretty Maids, lo cual es una auténtica maravilla.

El tema que da nombre al disco funciona siendo un medio tiempo, marcado por a sempieterna voz de un gran Atkins y con ciertos aires a Pretty Maids, si bien está claro que es más deudor de sus dos anteriores obras que del trabajo de su banda madre. Eso mismo sucede con “Ode to a Man”, con aires más tecnológicos, muy hard rock, y encorsetada dentro de lo previsible, a pesar de que el estribillo está muy logrado. “Paper Tiger” es de lo mejor de la obra, y a pesar de que engancha y que el estribillo es muy potente, todo peca de previsible y no llega a emocionarnos como otras veces.

“Soul Divine” es la primera balada-medio tiempo en la que aparecen pianos y acústicas para luego endurecer la propuesta. Ronnie canta excelentemente y transmite mucho con este tema. Ha sido single y un poco va en la línea del camino trazado en sus dos anteriores obras en solitario. “Via Dolorosa” marca el ecuador del disco con una instrumental que te sumerge en la portada y en la que apenas llegamos a los dos minutos de duración. Aromas arábigos y una preciosa guitarra calmada por parte de Chris Laney. Por su parte, “Godless” es profunda y sentida, tirando de afinaciones bajas y yendo a los terrenos más propios de unos Pretty Maids actuales. Hay chorro de voz por parte de su cantante y dominio de graves en lo instrumental.

Y si nos vamos a lo que más gusta al que escribe, hay que subrayar ese gran momento vitalista que protagoniza “If You Can Dream It”. Felicidad, optimismo y buen rollo aderezado por los grandes coros de Linnéa Vikström Egg. Clase, diversión transmitiendo ilusión por la vida y por firmar una canción que refleje el estado vital de Atkins. “Sister Sinister” es otro gran tema a medio tiempo, apoyado con el presente bajo de Egberg, envalentonado por la tecnología y con otro buen solazo de Marcus Sunesson.

En “Raining Fire” estamos ante un tema básico y sin nada particularmente especial más allá de que intenta marcar músculo con guitarras y demostrar la vena más metálica. La verdad es que también toca decir que es una de las interpretaciones más dramáticas y completas de Ronnie en el disco. Esas mismas premisas sirven para “The Unwated”, dotada con un teclado especialmente ochentero por pate de un omnipresente Chris Laney. Tema actual con puesta a punto del hard rock de siempre en pleno 2023 y con esa pátina tecnológica que no le sienta mal.

La pieza que más toca la fibra es “What If”, justo la que termina el disco y te deja con bastante más esperanza de la que te dejaba en los anteriores discos. A pesar de que empieza siendo la típica balada de lágrima fácil, la cosa se anima con un gran solo de guitarra de Laney, orquestaciones a teclado, con muchos coros y ese toque celestial con el que siempre juegan desde que empezaron a trabajar con estos discos en solitario. Destacar la nitidez con la que se aprecia la línea de bajo de Pontus Egberg.

Ronnie Atkins, genio y figura que desprende vitalidad y ganas firma otra obra guitarrera y algo más endurecida que sus dos anteriores entregas. Este cambio musical demuestra que el músico tiene ganas de marcha y que eso implicaría reactivar lo que es su banda madre: Pretty Maids. Las cosas están como están y la incertidumbre estará presente en todo lo que haga, pero cuando alguien ya se ha despedido y le salen hasta tres bolas extras creo que es momento de ir a por todas. Si les has visto en directo cantando con Avantasia sabes que su estado de forma en directo es asombroso, por lo que me parece que la única despedida que hay aquí es la de este proyecto en solitario.

Temas:

01. Trinity (4:30)
02. Ode to a Madman (4:33)
03. Paper Tiger (4:00)
04. Soul Divine (5:03)
05. Via Dolorosa (1:31)
06. Godless (6:04)
07. Shine (5:22)
08. If You Can Dream It (3:42)
09. Sister Sinister (4:47)
10. Raining Fire (5:17)
11. The Unwanted (3:47)
12. What If (5:22)

By Jordi Tàrrega

Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.

Artículos relacionados