Retrocríticas: White Zombie – La Sexorcisto: Devil Music Volume One”

White Zombie

Discográfica: 

Geffen Records

Fecha de edición:

17 de Marzo de 1992

Componentes:

Rob Zombie – voz
Sean Yseult – bajo
Jay Yuenger – guitarra
Ivan de Prume – batería

Valoración:

«La Sexorcisto: Devil Music Vol. 1» marcó un gran giro para los neoyorquinos White Zombie, alejándose de los tonos ásperos de sus álbumes anteriores «Soul Crusher» y «Make Them Die Slowly». El álbum adoptó un sonido más accesible, incorporando influencias del groove metal, stoner rock. Este cambio de dirección los llevó al éxito, especialmente con su single «Thunder Kiss ’65». Asimismo te lleva por un universo grotesco que mezcla horror y vulgaridad con sus riffs y estilos vocales. White Zombie creó un dialecto único a partir de la inmundicia de Hollywood, películas de criaturas, kitsch pornográfico, películas de terror, fiestas de Halloween, viajes con ácido y palabrotas.

White Zombie sacó «La Sexorcisto: Devil Music Vol. 1» en el ’92. Eran como una explosión de color y extravagancia en medio de la monotonía. Incluso Beavis y Butt-Head, esos dos dibujos animados maleducados, los respaldaron en su programa, alabando el video de «Thunder Kiss ’65» y dijeron que White Zombie debería estar todo el día en la tele.

Una nueva época

Realmente había muy poco como esto en ese momento. Se podían escuchar algunas influencias claras de Slayer, que también estaban en auge en ese momento. Se esparcen por todo el disco intros y atmósferas que dan el xirimoia impacto a los temas impartidos a través de las letras y también como preludio a la dirección más industrial que tomarían con su cuarto y último álbum «Astro-Creep 2000» en 1995.

Todo funciona bien aquí, así que se convirtió en uno de los discos más entretenidos de los 90, un año bastante escaso en muchas escenas, ya que el thrash estaba en camino de ser reemplazado por el grunge, el rap-rock y la creciente brutalidad del death metal.

La banda que rompió con todo en los 90

White Zombie fue una de las bandas que logró superar esa transición, centrándose en ritmos simples y pegadizos con personalidad sureña e imagen de hippies vudú apocalípticos.

Las líneas de bajo de Sean Yseult eran sencillas, pero tenían un buen flujo y su presencia audible en la grabación ayudaba a reforzar los ritmos de Jay Yuenger. Esta mujer rompió con las expectativas de la escena metal de los 90. Ivan de Prume también desempeña un papel enorme, con ritmos sólidos y mucho plato de por medio.

Pero la estrella real aquí fue Zombie y su furiosa voz. Áspero y alocado en igual medida. Su rango es limitado pero hay que reconocer que hay pocos frontmen que puedan dejar una impresión tan inmediata (para bien o para mal). Influye la presencia en escena ademas de esas pintas, recién sacado de una pesadilla.

Todos sabiamos que algo nuevo había llegado, algo adorablemente absurdo.

Cuando ves de películas como «Los renegados del diablo» o «31», inevitablemente recuerdas este álbum con la extravagancia característica de Rob Zombie. Todo está conectado en esa atmósfera de locura que él crea.

Conclusión

La verdad es que «La Sexorcisto» transmite un arte diferente, tiene más guitarras, más baterías, más sonidos diabólicos que cualquier trabajo que hubieras escuchado antes. Todo junto te pega con una experiencia densa y extrema que te enloquece y te hace adicta. Después de tantos años, y aún sigo con este álbum entre mis favoritos por la energía que desprende.

Temas:

1. Welcome to Planet Motherfucker/Psychoholic Slag 6:21
2. Knuckle Duster (Radio 1-A) 0:21
3. Thunder Kiss ’65 3:53
4. Black Sunshine 4:49
5. Soul-Crusher 5:07
6. Cosmic Monsters Inc. 5:13
7. Spiderbaby (Yeah-Yeah-Yeah) 5:01
8. I Am Legend 5:08
9. Knuckle Duster (Radio 2-B) 0:25
10. Thrust! 5:04
11. One Big Crunch 0:21
12. Grindhouse (A Go-Go) 4:05
13. Starface 5:02
14. Warp Asylum 6:44

By Marta Grimaldi

Artículos relacionados