Entrevista a Josh Smith de Halestorm: «Nunca ensayamos lo suficiente»

En otra época en la que el rock tuviera más presencia en las preferencias musicales del público y en los medios Halestorm serían grandes. Más grandes de lo que puedan ser hoy en día.

La banda americana ha construido una carrera sólida durante 15 años con buenos discos y todo un valor a la voz además de como cabeza visible del grupo en la figura de Lizzy Hale. Sus guitarrazos y portentosas cuerdas vocales son ya bien conocidas en la escena. Este otoño están de gira por Europa y para hablar de este periplo de conciertos, con sus dos fechas en España, y el momento actual del grupo contactamos con su bajista Josh Smith.

Hola Josh, ¿cómo estás?

Bien, haciendo entrevistas esta tarde. Todo bien por aquí.

Vamos a hablar de esta gira. Viendo un poco las fechas puede ser que estemos hablando de una de vuestras giras en Europa más extensas?

Lo és. Son 6 semanas girando y diría que sí es la más larga que hemos hecho. Normalmente cuando giramos por Europa hay una buena parte de los conciertos en Inglaterra y esta vez solo hay uno. Así que realmente es toda Europa y lugares en los que no hemos estado, además que creo no hemos estado lo suficiente en España. Esta vez tenemos dos shows allí y estoy contento por ello.

¡Estoy de acuerdo! Como comentabas viendo las fechas literalmente vais del norte al sur, pasando por casi cada país. Llama la atención más cuando hoy en día la logística y los viajes se han complicado tanto y vuelto muy caros.

Si, parece que girar se ha vuelto más complicado. Por ejemplo, tenemos dos conductores del bus de gira ya que las distancias entre conciertos son más largas que nunca. Es complicado decir la razón. Hemos estado dos años fuera de esto de las giras con lo de la pandemia. Ahora todo el mundo puede viajar y girar y hemos contribuido a congestionarlo todo. Quizá también lo veo desde el punto de vista de una persona de 40 años con niños y familia en la que todo esto se vuelve más complicado jajaja… no sé. Será cansado pero sigue siendo lo más divertido. Estoy agradecido por poder hacerlo, mejor que estar sentado sin poder hacer nada por la pandemia.

Habéis estado tocando este verano en diversos festivales, no hará falta ensayar mucho…

Nunca ensayamos lo suficiente. Siento que me óxido rápidamente y después es más complicado volver a estar en buena forma. Ahora estamos ensayando y algunas fechas antes que empiecen los shows lo haremos pero durante los primeros shows siempre sientes que no estás lo suficientemente preparado. Al día siguiente estás más cansado, tocar en directo es diferente que ensayar, requiere más de ti. Hemos estado esperando esta gira casi todo el año. Lo hemos planeado y trabajado el set-list desde el inicio de este año. Para los festivales también pero especialmente para esta gira de cabezas de cartel.

Ahora que hablas del set-list. En anteriores giras habitualmente era cambiado habitualmente durante la misma. ¿Haréis lo mismo?

Lo hemos hecho durante mucho tiempo. Nos sentamos para comer y allí charlando decidimos hacerlo. Resulta interesante para nosotros y para la audiencia cada noche. A cada público le damos algo diferente. Será así en buena parte pero lo que buscamos es la implicación y el interés del público manteniendo una intensidad constante. Por ejemplo, tenemos que dejarle un espacio a Arejay, es un showman y tiene que hacer sus cosas con las grandes baquetas y demás. Habrá cosas reconocibles nuestras pero de una noche a otra habrá variaciones aunque toquemos “I miss the Misery” cada noche. Puede que esté al final o al inicio del concierto pero va a sonar. Esperamos crear buenos momentos y que sea un buen rato para la gente.

Antes mencionabas sobre la familia. Ha de ser duro separarte durante tanto tiempo de ellos en giras así, más al tener niños.

Oh sí, resulta duro. Estamos a dos semanas de comenzar la gira y en los últimos momentos solo intento que todo quede bajo control. Todo limpio, ordenado y organizado. Que todos estén bien y sepan qué hacer. No es fácil tener que verlos por una pantalla pero doy gracias por poder verlos y charlar aunque sea así.

Hablando de música, vuestro último disco, “Back from the Dead”, se gestó en unas circunstancias peculiares con la pandemia y trabajando a distancia. Supongo que un nuevo trabajo, en el que supongo ya pensáis, lo vais a plantear de forma diferente.

Estamos trabajando en nueva música con el productor Dave Cobb y la verdad que no podría ser más diferente de los anteriores. En “Back from the Dead” Lizzy tomó el mando y es enérgico, una ida hacia delante total con unas interpretaciones vocales increíbles pero eso no es nuevo, siempre lo son. Se ocupó de las letras y muchos otros aspectos llevando la bandera del disco. Solo pudimos estar juntos durante la mitad del proceso, el resto por email y todo eso, apesta de esa manera. Hemos tenido tres semanas de grabación en Georgia en donde hemos podido estar en el estudio viviendo juntos los cuatro creando. Todavía no está listo y quizá debamos volver una o dos veces pero la música que está saliendo me tiene excitado. Es sorprendente, muy Halestorm en el acercamiento que queremos tenga la banda cuando estamos juntos. De hecho, el vivir tanto tiempo juntos para un disco no lo habíamos hecho desde los dos primeros discos cuando éramos cuatro personas sin dinero ni niños. Por eso creo que va a ser algo especial.

Josh Smith, bajista de Halestorm

En los últimos tiempos ha salido esta colaboración con la cantante country Ashley McBryde con una versión alternativa de «Terrible Things», supongo que para apaivagar un poco las ansias de los fans ya que hoy en día, o vas sacando cosas, o parece que no estás vivo como grupo.

Si, parece que la aproximación y el acceso a la música está cambiando muy deprisa. Parece que se está volviendo a como funcionaba en los 50 y 60, cuando sacaban singles. Una o dos canciones en un disco y funcionaba así. Quizá todavía no sabían cómo monetizar una colección de canciones, y se llegó a ello, al concepto álbum. Estoy de acuerdo, cuando pones un cd y miras el libreto te puedes sumergir en el concepto y lo que el artista propone. Eso se está yendo y se pierde buena parte de la magia. Solo importa en cuantas playlists estás. No diré que no me gusta pero añoro esa manera más física de abrir un disco, quién lo ha producido o escrito letras y música. Detalles de la portada…, es otra manera de digerir la música.

Y si ha perdido el hecho de tener un equipo de música en casa con un mínimo de calidad. Se escucha música en malos equipos.

Estoy totalmente de acuerdo. Forma parte de la experiencia hacer que se tambalee la casa jajaja. La música se supone que une a la gente y no aislarse con tus auriculares mirando la pantalla. Por eso nos gustan tanto los conciertos en directo.

Volviendo a vuestra música, si uno escucha vuestros discos creo que es claro que en un inicio se trataba de temas más orientados al rock y metal y actualmente la variedad estilística es mayor. ¿Cómo ves esa evolución?

Los dos primeros estábamos creando esa idea de qué éramos como grupo y al ser con el mismo productor fueron como un pack. El tercero fue una ida hacia adelante y dejar cosas atrás, mucho más diverso. Me encantó como quedó capturada esa diversidad. Entonces empezamos a trabajar con Nick y creo que nos pilló la onda mejor que nadie de lo que somos y el sonido del grupo. Se buscó algo más que no solo sacar de los amplificadores el sonido más atronador.

Cada disco es diferente y el nuevo también lo será. Todos son una evolución que va con nuestras influencias. Está siendo divertido escribir. Cada disco es un momento para un grupo para ver en qué momento está y en quién te has convertido desde el último disco y eso puede resultar aterrador por la foto que resulta de cada momento en nuestro caso de los cuatro individuos. Creo que por eso nuestros discos son tan diversos. Por ejemplo, últimamente he estado escuchando desde artistas country a temas de metal. Así como rock, rap o incluso pop. Me gusta la música que tira las reglas por la ventana y resulta excitante ver como desde los dos primeros discos nos hemos vuelto más inclasificables creando nuestro propia línea. Ya sea una balada como “Terrible Things” o lo que haya en medio. La regla es que no haya reglas.

Me gustaría preguntarte como bajista si crees que es un instrumento escondido en el rock y metal, que no se valora suficiente.

A ver… no me importa estar en un segundo plano jajaja. Creo que el bajo encaja perfectamente conmigo y el grupo. No soy Arejay, estoy encantado de estar en un grupo con él pero no soy como él. Siempre digo que soy como el pegamento que nos mantiene juntos. Me gusta ese rol. Creo que he encontrado mi sitio como bajista en esta banda pero me he dado cuenta en los últimos años cuál es el sonido que encaja de bajo en el grupo y me he centrado en él, especialmente en directo. En los discos creo que tengo mis momentos y estoy contento con ellos. Estoy satisfecho con lo que tengo y hago en Halestorm. También puedo tocar el piano así que puedo aportar más.

Bajo o piano pues?

Me encanta el bajo. Empecé como pianista clásico y cuando tocaba solo yo en el escenario me ponía muy nervioso tocando esas piezas clásicas. Con el bajo siempre me he sentido confortable, se ha convertido en mi instrumento desde el primer segundo que lo toqué.

Pues nos vemos a finales de mes en vuestros conciertos

¡Claro, allí estaremos!

By Albert Perera

Live After Death tuvo la culpa de todo y tantos años después aquí seguimos. Si hay algo que me gusta más que escuchar música es hablar sobre ella y difundirla… y en ello estamos durante un cuarto de siglo.

Artículos relacionados