Entrevista a Justin Sullivan, líder de New Model Army: ‘Estábamos destinados a convertirnos en una banda grande pero nunca llegamos a serlo’

Con el paso de los años más me he enganchado a la música de un grupo tan especial como New Model Army, genial agrupación inglesa de culto con una base punk obvia, pero que encierra muchos estilos más dentro de su espectro sonoro. Si en los 80 fueron capaces de componer canciones extraordinarias, lo más increíble de todo es que, 40 años después de su formación, siguen ofreciendo un material adictivo y a la altura de su legado más mítico.

Los de Justin Sullivan son capaces de conseguir el mejor sonido hasta la fecha en su nuevo Unbroken. Hacemos un repaso de su larga trayectoria y recordamos los tiempos del Covid, pues justo fue mi último concierto antes de que nos confinaran a todos. Estarán de gira por nuestras tierras el próximo noviembre, a pesar de que no sea oficial todavía, y como siempre llenarán salas de mediana capacidad, pues su público es fiel como pocos. Una de las grandes cuestiones que abordamos es que el grupo estuvo a pocos pasos de ser una banda realmente grande, pero Sullivan es muy suyo…

Buenas tardes Justin

Hola. ¿Puedes darme un minuto? Voy a por un café. Por cierto, bonita camiseta… (llevo puesta una camiseta con el logo de New Model Army).

Sí, la compré en Barcelona en uno de vuestros conciertos.

¿Estás en Barcelona ahora? Genial. Estaremos allí a finales del próximo año, posiblemente en noviembre, creo.

Ah, pues buenas noticias me das porque he visto las fechas de gira y Barcelona no estaba allí… 

Esa es solo la primera parte de la gira, habrá más.

Oh, genial, genial saberlo pues era una de mis preguntas. En primer lugar, gracias por tu tiempo y felicidades por tu próximo nuevo álbum, Unbroken. Después de 40 años de carrera, ¿podemos decir que el grupo es irrompible? (Unborken, referencia al título).

Si te digo la verdad… todos los periodistas hacéis esta pregunta. Es como somos nosotros… es que normalmente no encontramos títulos y siempre es lo último que pensamos: el título. Normalmente encontramos un título en la letras del disco, pero esta vez no pudimos encontrar ni uno. La portada la elegimos hace bastante tiempo. Vimos otra imagen de Jules, que hace imágenes y dibujos constantemente. Vimos esta y pensamos: “esta es una gran portada”. Miramos la imagen y nos dijimos: “es irrompible, como un caballo, como un caballo que no ha sido domado”.

Me encanta la portada y un poco es más o menos en vuestra tradición, creo.

Bueno, hemos tenido al mismo artista desde el principio. Es muy creativa.

«First Summer After» me parece una de las mejores canciones que New Model Army ha lanzado en los últimos 15 años. ¿Estamos ante un nuevo clásico para la banda?

Bueno, muchas gracias. La verdad es que fue una de las que se escribió más rápido. Creamos este álbum durante un período bastante largo, porque comenzamos a trabajar en el verano del 2021. Y luego fue interrumpido por giras, por el proyecto de Sinfonia y por otras muchas cosas. Y, sencillamente, lo estábamos trabajando nosotros mismos en nuestra pequeña habitación, y así lo hicimos. «First Summer After», se creó una noche en la que Ceri y yo estábamos en el estudio. Le dije: “haz un ruido extraño con tu bajo”. Así que hizo ese ruido extraño. Luego, pensé: “tengo una idea, tengo una idea”. Y la canción trata sobre un viaje por carretera que hice con mi pareja, con mi novia, por Polonia y Eslovaquia el verano pasado. Fue como narrar las historias de ese viaje por carretera. Y, por supuesto, estaba ese sentimiento extraño en el aire sobre nosotros, ya sabes, que el COVID había terminado. Y de repente sucede toda la mierda que está ocurriendo ahora: la guerra en Ucrania acababa de empezar, y demás cosas igual de horribles.

Tengo que decirte que mi último concierto antes del período de COVID fue New Model Army en Barcelona.

Salimos después de ese concierto y estábamos hablando en un bar, en la terraza. Y uno de nuestros amigos estaba allí y es italiano. Acababa de recibir noticias de que iba a haber un confinamiento en Italia y que no podría viajar para ver a su pareja, a su hija y cosas así… Y estábamos todos alarmados: “¿confinamiento? ¿qué está pasando?” Y eso fue sólo el comienzo. Yo me quedé en Barcelona con mi pareja y fuimos a un par de espectáculos en el teatro, y estaba bastante vacío… Fue un momento extraño. Y toda esa sensación vino justo después de ese concierto de New Model Army en Barcelona. Desde el COVID es como si hubiera pasado mucho tiempo… Hay tantas otras cosas sucediendo en el mundo ahora… y la mayoría de ellas no son buenas. Son cosas malas y nos afectan a todos.

Volviendo a tu nuevo disco, Unbroken, tengo que decir que es realmente fuerte y suena a una mezcla entre el clásico sonido de New Model Army y el sonido actual de New Model Army. No sé si estás de acuerdo.

No planeamos realmente nada. Sabes, simplemente escribimos de la manera en que escribimos. Pero creo que hay un par de cosas en este álbum… Una fue que nos convertimos en un cuarteto en lugar de un quinteto y queríamos hacer algo bastante así. También porque en medio de ello estaba todo el proyecto Simfonia, que fue tan enorme que nos metimos de lleno en él. Y Unbroken lo produjimos nosotros mismos. Lo hicimos en nuestra propia pequeña habitación. Pero desde el principio del proceso, queríamos que Chad Blake lo mezclara porque es un tipo extraordinario en su trabajo. Parece haber miles de personas en el mundo que pueden mezclar discos, pero también parece haber esta liga superior que es simplemente diferencial. Hay productores especiales. Hemos trabajado con cuatro de estas personas ahora: Bob Clearmountain, Andy Wallace, Joe Berese y ahora Chad Blake. Es una especie de liga diferente a nivel de mezcla. Pueden hacer de todo, pero en realidad, la grabación fue muy, muy simple. Lo hicimos nosotros mismos, tan solo colocamos un par de micrófonos. No hicimos nada serio, de verdad. Intentamos grabarlo razonablemente bien. Pero al final, íbamos a dárselo a Chad y pensamos que él se convertiría en un productor en su comentido. Pero realmente no quería hacer eso. Sólo copió nuestras mezclas de monitores, pero las hizo sonar mil veces mejor. Y suena realmente bien. Y eso es gracias a él.

¿Has decidido cuáles serán los próximos singles? Yo apostaría por “Language” o “Coming or Going”…

Estoy se acuerdo, creo que «Coming or Going» está para sonar en la radio, en parte porque es una composición realmente corta y tiene un estribillo muy poderoso. Pero no sé… veremos. Es que no pensamos mucho en estas cosas. Simplemente escribimos canciones, grabamos temas y luego los sacamos. Después hay personas que se pondrán en contacto con vosotros para daros un comunicado de prensa, en el que dirán todo tipo de tonterías sobre el disco. Habrá singles y habrá todo eso, pero nosotros componemos las canciones, grabamos las canciones y tocamos las canciones en directo. Esto es lo que hacemos. Todo lo demás ya es trabajo de la industria.

En estos últimos años, has estado muy ocupado. Tocasteis en los shows de vuestro 40 aniversario, el disco orquestado Simfonia y ahora este nuevo disco. Así que después del COVID está claro que has estado muy ocupado.

Sí, siempre estamos bastante ocupados. Durante la pandemia hice un disco en solitario, como tanta otra gente hizo lo propio, pues hubo tiempo para preparar proyectos. Necesitábamos hacerlo para vivir, necesitábamos estar en marcha: “Próxima idea, próxima idea… Oh, tengo una nueva idea, tengo otra nueva idea”. Así que creo que es algo que les pasó a muchos músicos, no sólo a nosotros, aunque quizá mi caso sea más exagerado, pero en realidad, todos nosotros nos sentíamos impulsados de alguna manera a hacer algo y a no quedarnos atascados.

Tomamos la decisión a principios de los 90 de hacer la nuestra a pesar de que estábamos destinados a convertirnos en una banda grande, pero nunca llegamos a serlo. Y creo que fue debido a porque no queríamos hacer lo que se tienes que hacer si quieres ser una banda grande. En cambio, preferíamos ser completamente libres de hacer lo que queríamos, cuando queríamos y de la manera que queríamos. Y no importa nada más… ya sabes a lo que me refiero. Y somos muy, muy afortunados por ello.

Hemos llegado a ese punto en el que somos libres de hacer lo que nos gusta. Nunca llegamos a ser una banda grande, realmente grande, y tal vez eso sea algo muy bueno. Pero… ¿Quién sabe? Seguimos aquí, ¿no?. Después de todos estos años, seguimos aquí y aún en muy buena forma. Con New Model Army todo se trata de creatividad. No vamos a tocar los éxitos y ya está. Siempre seguimos adelante y tenemos ideas nuevas para hacer cosas. Tenemos una cierta forma de hacer música que caracteriza todo lo que hacemos y nos hace ser un poco diferentes de todos los demás, pero de alguna manera, no podemos cambiarlo, porque así es como vemos nosotros  la música.

Uno de nuestros signos de identitdad, supongo, es mi voz, que no la puedo cambiar. Ojalá pudiera, pero no puedo. Y la otra cosa es este énfasis total en el bajo y la batería. En mucha música y en muchas bandas, el bajo y la batería, están en segundo plano para lucimiento de todas las guitarras y la voz. Pero en New Model Army siempre se trata el bajo y la batería, siempre al mismo nivel.

Sí, en “Language”, la introducción del bajo suena absolutamente genial y potente.

Sí, es simplemente una línea de bajo clásica con un buen sonido. Es que Ceri Monger viene de la escena metal. Le gusta mucho más el bajo distorsionado que a su predecesor, Nelson. Nelson era un músico técnicamente increíble, pero le gustaba que el bajo fuera muy claro, y no muy distorsionado. Ceri es mucho más lo que nos conviene, creo.

Ok, es hora de hablar de Simfonia. Hice la crítica del disco y creo que es una pasada. ¿Qué tal fue la grabación del álbum? Supongo también que fue un sueño hecho realidad para ti.

Realmente no fue idea nuestra, ni siquiera era algo por lo que estábamos ansiosos por hacer. Era algo que Shir-ran Yinon quería hacer. La conocimos en 2014, creo, y ella tocaba con nosotros ocasionalmente como violinista, cuando queremos tener un violinista en directo. No es un instrumento que queramos tener de forma permanente, pero, la conocimos, y ella es una gran compositora, además de ser violinista. Ha escrito incluso para orquestas clásicas por lo que quería que esto sucediera y consiguió hacerlo realidad. También pensamos nosotros que podía sea una oportunidad muy interesante. Y aquí había dos cosas realmente importantes a tener en cuenta: Una era que debía sonar a New Model Army, y eso implica que la sección rítmica, el bajo y la batería, deben sonar como suenan en New Model Army, que tenemos bajo y batería con mucho protagonismo. No debemos perder eso, es la esencia de nuestro sonido. Y la otra cosa era que no tenía que quedar New Model Army con una orquesta, porque Shir-ran y yo vimos muchas bandas con orquestas, ya sabes, como Metallica y todos esos grandes grupos… y en su mayoría el resultado final de grupo de rock con orquesta suele ser terrible. En su gran mayoría todos esos discos son terribles. Así que decidimos, desde el principio, que teníamos claro que no debía ser una banda con una orquesta y que cada uno fuera por su lado. Tenía que ser una banda de rock junto a 40 músicos, unidos, sonando como un conjunto. Le dejamos vía libre para cambiar algunas canciones o cambiar algunos arreglos. Sólo tuvimos dos días de ensayo con la orquesta, y luego el concierto. El resultado final fue todo un espectáculo. Y a mí la grabación me parece increíble considerando que sólo tuvimos dos días de ensayo. Cuando ves el DVD, puedes ver que todos en la orquesta lo están pasando genial. Y tal vez sea porque antes del espectáculo, entramos en su camerino y les dijimos: “Ok, hicimos los ensayos lo mejor que pudimos, pero sólo tuvimos dos días para ensayar. Deberíamos haber tenido más, pero es lo que hay. Así que ahora salimos a tocar, vamos a intentar recordar los nuevos arreglos, y hacia adelante, a pesar de que todos van a cometer errores. Pero no importa cuántos errores cometamos porque ahora estáis tocando con una banda punk”. Realmente lo que importa es el espíritu con el que lo tocas, así que todos lo entendieron y todos dijeron que sí. Entraron con ese espíritu de tocar, el de la unión, por lo que poco importaba la precisión. Pero mira… curiosamente tengo que decir que se tocó muy bien.

Hay muchos momentos sueltos en los que suena tu voz junto al violín y es realmente conmovedor, e incluso momentos en los que suena tu voz sola.

Sí, creo que Shir-ran hizo un gran trabajo. Sus arreglos son geniales, nos entendió y confiamos en ella. Todo funcionó muy bien.

Me faltaron dos canciones en el disco orquestado: «Here Comes the War» y «51st State» no se incluyeron en el álbum. ¿Por qué?

Bueno, espera un momento… Creo que hay 20 canciones en el álbum y hemos lanzado alrededor de 250 a lo largo fr nuestra carrera. Así que hay 230 canciones que no tocamos. Sabes, no estábamos allí para tocar los éxitos, estábamos allí para hacer algo interesante. Cuando estábamos hablando con Shiran, ella dijo, en parte por el tiempo y la cantidad de trabajo, que eligió algunas canciones que eran bastante obvias en su forma ya que ya tenían orquestación. Son los casos de «Purity» o «Wonderful Way to Go», ya sabes, este tipo de canciones.

Resultan bastante fáciles de organizar, de alguna manera, porque ya tenían orquestación. Y luego sugerimos un par más, pero también sugerimos estas dos que mencionas, y sugerimos «225». Y ella dijo: “No, no siento que esta pueda funcionar. De verdad que no puedo hacer nada con esta canción”. Y la dejamos elegir algunas canciones más para que propusiera. Eligió «Shot 18», que es una canción realmente extraña y que no habíamos tocado en 40 años. Así que, por supuesto, faltan muchas canciones. La realidad es que faltan 230 canciones.

Después de 40 años, de carrera, si alguien te pregunta: ¿cómo defines tu estilo musical? ¿Tienes una respuesta? Porque es una fantástica mezcla de rock gótico, punk, folk

No es mi trabajo definir al grupo, es el tuyo. Para mí es solo música. ¿Qué caracteriza la música de New Model Army? Pues que es algo emocional y se centra especialmente en el bajo y la batería. Pero no lo sé, para mí es música. Las etiquetas son un poco artificiales y están diseñadas para vender. Hay un enfoque comercial en ello. Te dicen que “si te gusta esto”, te va a gustar “esto”, porque es el mismo estilo. Yo odio todo esto… Una vez estuve en una tienda de música en América y estaba buscando un álbum de Stevie Wonder.

Pasé por la S y pasé por la W y no estaba allí. Y pensé: “¿eh? ¿No hay ningún disco de Stevie Wonder?” Así que fui a la recepción y dije: ¿Por qué no hay álbumes de Stevie Wonder en la S a la W?”. Y él me dijo: “Oh, no, eso está en R&B”. Y yo pensando “¿qué quieres decir con que está en R&B?” Bueno, es un artista de R&B, lo que significa que es negro. Ya ves, es todo estúpido. Es Stevie Wonder. ¿Y quién es Stevie Wonder? Es un poco de soul, es un poco de jazz… Es solo música, ¿sabes?

Sí, absolutamente. ¿Es Thunder and Consolation el álbum más importante en la historia de New Model Army?

Nuevamente, diría que esto es tu trabajo, no el mío.

¿Pero cómo ves este álbum después de todos estos años?

Es un buen disco… Empezamos con Vengeance, que es nuestro punto de partida, luego hicimos No Rest for the Wicked y luego tuvimos la oportunidad de trabajar con Glyn Johns cuando hicimos The Ghost of Cain. Glyn Johns fue el primer productor de renombre con el que trabajamos. En ese momento, creo que yo estaba muy preocupado por ser la banda más dura, radical, política, punk, potente y llena de energía posible. Y él decía: “Sí, sí, sí… pero necesitas ser musical, ya sabes, estás haciendo música. ¿No crees que deberíamos pensar en la música?” Y él era un poco como un director, casi como un maestro de escuela.

Con The Ghost of Cain me peleé con Glyn Johns en cada paso de ese disco. Y conseguimos éxito, en gran parte por sus argumentos y opiniones, lo cual es realmente bueno. Y cuando yo gané e impuse mis ideas, pues no es tan bueno… Creo que todas esas lecciones que aprendimos de Glyn Johns, luego empezamos a aplicarlas en Thunder and Consolation. Y tuvimos una especie de período dorado con Robert Heaton y yo componiendo juntos.

Ese fue quizás el mejor período. Después de aquello empezamos a ir en direcciones un poco diferentes. Y tengo que decir que ese disco lo compusimos bastante rápido pues ambos llegamos al estudio con ideas que el otro terminó. Fue un buen momento para esa amistad, pero… ¿es el disco más importante? Puedo pensar en otros discos que creo que fueron también importantes, pero no soy yo quien lo tiene que decir realmente.

Vale. ¿Y qué hay de tu carrera en solitario? Creo que tu último disco era muy bueno, yo lo disfruté mucho.

No es realmente una carrera en solitario. Hice Navigating by the Stars en 2003, del cual estoy muy orgulloso. Creo que es un álbum muy hermoso, y la verdad es que nunca planeé hacer otro disco en solitario, o nada en particular. Pero luego ocurrió el COVID y un amigo me llamó y dijo: “Bueno, estamos de lleno en un confinamiento, ¿por qué no haces un disco en solitario?” Y yo respondí: “No lo voy a hacer, no tengo intención alguna de hacer un trabajo en solitario”. Pero yo estaba sentado en el sofá y los días se convirtieron en semanas. Tenía una guitarra y un cuaderno lleno de ideas, así que, simplemente, hice un álbum en solitario.

De allí nació Surrounded, que en sí, es un disco resultado del largo confinamiento, porque grabé la guitarra y la voz en casa, y también algunos otros instrumentos. Luego lo envié a amigos de toda Europa, que agregaron un bajo, un violín, un violonchelo y un arpa. Tengo muchos amigos músicos en partes de todo el mundo. Al final, lo ensamblé todo y lo mezclé. Pero reconozco que nadie estuvo en la misma habitación al mismo tiempo, y suena un poco así.

Y tal vez Surrounded terminó siendo un poco largo ya que había 16 canciones o algo así. Es que no planeé eso de guardar alguna para un futuro. Sencillamente edité todo lo que tenía. Creo que hay muchas canciones realmente buenas en ese disco, pero, de verdad, no pienso en una carrera en solitario como tal. Tampoco pienso realmente en una carrera de New Model Army… Es sólo la vida, ¿no? Mi vida haciendo música.

Dijiste antes que la gira no está completa y que faltaría una segunda parte. ¿Puedes confirmar que New Model Army va a venir a España este próximo 2024?

Vamos a venir a España. Creo que será en noviembre u octubre del próximo año. Creo que está organizado, pero no tengo las fechas todavía. Ten por seguro que iremos.

Asistí a vuestros dos últimos conciertos en Barcelona, en Salamandra, y tengo que decir que siempre está la sala cerca del sold out y que cada concierto es una fiesta. Está claro que en Barcelona tienes unos fans muy fieles…

Creo que sí y que siempre nos ha ido bastante bien, y lo mismo puedo decir de Madrid también. Ya sabes, Cataluña, España… y también estuvimos en Portugal el fin de semana pasado. Amo esta parte del mundo y estamos muy felices de poder tocar por allí y muy felices de estar en España. Barcelona es una ciudad hermosa en la que he estado allí muchas veces, y no sólo para tocar, sino como turista. Es un lugar particular…

Vamos a una pregunta realmente difícil… ¿Cuál es el primer álbum que compraste con tu propio dinero?

No estoy seguro acerca del álbum. Recuerdo el primer sencillo, que fue «All Day and All of the Night» de The Kinks. Que es bastante bueno, la verdad. Tengo que decir que es una buena canción. Creo que tenía unos nueve o diez años cuando lo compré. Recuerdo comprar muchos singles por todo el mundo. Recuerdo comprar muchos sencillos en ese momento. En cuanto a disco… No lo recuerdo, no lo sé. The Rolling Stones EP quizá, pero no estoy seguro. Piensa que tenía muchos hermanos y hermanas mayores, así que otras personas estaban trayendo muchos discos a casa en esos tiempos. La música fue una gran parte en mi crecimiento.

¿Cuál es un truco que siempre quisiste hacer en el escenario pero nunca lograste? Por ejemplo, láseres, fuego…

Ninguna de esas cosas, nada de esto… No me fío mucho de llevar todo eso sobre el escenario… Son teatralidades y no somos muy teatrales como banda. Simplemente somos nosotros haciendo música. Y desconfío de las cosas en las que planeas algo, pues antes, tienes que pensarlo bien. Prefiero simplemente subir al escenario con una lista de canciones y sentirlo.

Si te vuelves muy teatral, entonces tienes que planear estar en ese lugar preciso en ese momento concreto cuando la luz se encienda, y no quiero hacer eso. Prefiero, simplemente, sumergirme en la música y olvidarme de todo. No es teatro exactamente, eso no va conmigo. Y no soy un gran fan de bandas como Queen o Muse o de este tipo de presentación teatral a lo grande. Definitivamente eso no va con nosotros. En nuestros corazones… seguimos siendo una banda punk.

Bueno, Justin, gracias por tu tiempo. Ha sido un placer hablar contigo y espero verte en Barcelona el próximo noviembre.

Lo haré. Brindemos. Que tengas una buena noche, muchas gracias.

By Jordi Tàrrega

Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.

Artículos relacionados