Grandes anécdotas rockeras: El día que Dokken grabaron un videoclip en un volcán… y este explotó

George Lynch poco pensava que subir a lo alto de un volcan en Hawaii para gravar un videoclip pudiera poner en peligro su vida al tener dificultades para respirar cuando de repente entró en erupción.

No es ningún secreto que Lynch abría los shows de Dio en su Sacred Heart Tour. En diciembre de 1985 se encontraban en Hawaii precisamente por ese motivo. La principal actividad volcánica en la isla se producía en la mayor de sus islas, Mt. Kīlauea, que había estado en constante erupción desde 1983.

Yo no estaba allí, fue George Lynch al que le tocó ir allí. Sólo él. Subió en un helicóptero y le pusieron encima del volcán, pero es que no sabía nadie que eso iba a explotar. Pero claro, es que es un volcán y nunca sabes si tardará una hora o 100 años en estar en erupción. George estaba haciendo el solo, iba con botas, y se le empezaron a derretir por la suela. Hacía demasiado calor y el tío del helicóptero le dijo que había que largarse de allí. Teníamos las tomas del solo de guitarra, y se largaron, pero por poco que el helicóptero no lo cuenta porque eso explotó después”.

Esa fue una idea muy loca, pero no fue la única. Hay el videoclip en el que rompimos cristales. No paramos de romperlos durante todo el video. Se suponía que el director había adquirido cristales de los que se usan en las películas. Cuando ves a un tío en una película que lo lanzan a través de un cristal, ese cristal está hecho de azúcar. Parece vidrio real, pero lo golpeas y se rompe con facilidad. Si miras las pelis de John Wick verás que todo el mundo sale atravesando cristales. Pero llegamos al punto en el que el director nos dice que no tenía más cristales de azúcar. Así que empezamos a utilizar cristales de verdad, pero… es que nadie nos informó de aquello. ¡Jodidos bastardos! Así que Jeff Pilson coge el bajo y golpea el cristal y termina con mil cortes y vidrios incrustados en su piel. Una estupidez evitable”…

By Jordi Tàrrega

Coleccionista de discos, películas y libros. Abierto de mente hacia la música y todas sus formas, pero con especial predilección por todas las ramas del rock. Disfruto también con el mero hecho de escribir.

Artículos relacionados