Tralla en la Jimmy Jazz: Angelus Apatrida, Sanngre y Frakture

Angelus Apatrida

Bandas: Angelus Apatrida + Sanngre + Frakture
Lugar: Jimmy Jazz (Vitoria) – 13 de enero de 2024
Fotos: Oiane Díaz

Desde que el pasado 24 de noviembre diesen comienzo al Aftermath Iberian Tour ’23-24, Angelus Apatrida no han parado: Málaga, Sevilla, Lisboa o Porto, sin dejarnos en el tintero otras ciudades como Gijón o Valencia. Los albaceteños llegaban al ecuador de esta gira previa a su visita a Australia y Nueva Zelanda con un aplastante sold-out en la Jimmy Jazz de Vitoria.
La noche venía cargada de buena tralla desde el inicio. Tras la apertura de puertas prevista para las ocho de la tarde, el recinto se fue llenando a la velocidad de la luz. En cosa de media hora los bizkainos Frakture ya se habían subido sobre el escenario de la Jimmy y lo hacían con ganas, ya que disponían de poco tiempo para hacer despliegue de su thrashcore en toda regla.

Con un breve ‘break’ para la siguiente banda, rozando las nueve y media, llegaban Sanngre. También desde Bizkaia, con su llamativa estética cubiertos con pasamontañas ‘cadavéricos’, los componentes de Sanngre –provenientes de Rat-Zinger y Radikal Hardcore– descargaban toda su energía sobre el stage. A pesar de sufrir algún problemilla puntual con los micrófonos, su crossover cargado de potentes riffs unido a una actitud brutal, logró que su show, en el que repasaron los cuatro discos con los que cuentan hasta la fecha, nos supiese a poco.

Una vez habíamos calentado motores con estas dos formaciones, era la hora de recibir a los protagonistas de la velada.No habían dado ni las diez y media y los hermanos Izquierdo acompañados por Víctor y ‘Davish’ ya habían tomado posiciones sobre el escenario. Entre una descomunal cantidad de humo y luces rojas, Angelus Apatrida abrían su show con “Bleed The Crown”.

Nada más comenzar observábamos que el ambiente estaba caldeado pues era posible apreciar los primeros amagos de pogo en la zona más cercana al escenario. Con un sonido de elevadísima calidad, una puesta en escena brutal, y las continuas interacciones de Guille con los asistentes, los de Albacete fueron desgranando tema a tema su álbum más reciente “Aftermath” alternándolos con sencillos extraídos de sus trabajos anteriores.

El bolo fue un no parar: “Snob”, “Indoctrinate” y “Cold” como trío de apertura tras la ya mencionada “Bleed The Crown” hicieron saltar por los aires la Jimmy Jazz.

Si ya comentábamos que en el primer tema se percibían amagos de pogo, para el segundo corte de la noche aquello se había convertido no en uno, sino en varios pogos de categoría. Los ánimos estaban por las nubes y el espectáculo ofrecido por Angelus estaba superando las expectativas.

Gente volando por los aires, terminando en el escenario para volver a lanzarse sobre el público y unos fans enfurecidos, se entremezclaban con clásicos como “Of Men and Tyrants” o “Violent Dawn” además de novedades como “To Whom It May Concert”, en la que bajaron un poco las pulsaciones y pudimos tomarnos un breve respiro.

Con una interpretación perfecta de todos los miembros de la banda, en la línea de a lo que nos tiene acostumbrados este cuarteto, la noche proseguía temazo tras temazo, acercándonos peligrosamente al final.

Y para ello se habían guardado bajo la manga lo que, en mi opinión, eran los cuatro cortes favoritos de, probablemente, la mayoría de los fans allí presentes. El inicio del fin empezó con “Vomitive” volviendo atrás nada más y nada menos que diecisiete años a su “Give ‘em War” seguida por el single que daba nombre al disco. Dos canciones que hicieron arder el recinto. Cómo no en esta última, ‘Davish’, se aventuró a tocar entre en público pero esta vez, en lugar de bajarse al ‘barro’, lo hizo desde el balcón superior con el que cuenta la Jimmy Jazz, para variar un poco.

Anunciando que el concierto acababa, escuchábamos los primeros compases de “Sharpen The Guillotine”. Un tema que nos pone la piel de gallina y que sonó a las mil maravillas. En realidad no solamente este corte, sino todo el show tuvo un sonido de calidad descomunal y la interacción de la banda con los asistentes fue de otro nivel. Con la ‘engañufla’ de que se acababa, aún tuvimos chance para una más y, claro, no podía ser otra que “You Are Next” como colofón final. Aquí sí que ya no hubo tregua: pogos, crowdsurfing, etc., para acabar la noche como debía ser acabada.

La locura máxima llegó con esta canción que se ha convertido en todo un himno para los albaceteños y que, como no podía ser de otra manera, pondría el broche final a una velada a la que no se le puede sacar ni un solo pero. Una gozada tenerles de nuevo sobre los escenarios y poder disfrutar de esta bandaza una vez más. Esperamos verles de nuevo muy pronto.

De momento, antes de embarcarse en su gira por tierras lejanas junto a Hidden Intent –como hemos comentado al principio, Australia y Nueva Zelanda desde el quince de febrero hasta el dos de marzo–, se dejarán ver por Salamanca (26.01), Burgos (27.01), Valls (02.02), Villava (03.02), Granada (10.02), Murcia (11.02) y Madrid (22.03). Si tenéis ocasión, ¡no os los perdáis!

By Oiane Díaz

Artículos relacionados